• Acerca de la autora
    http://4.bp.blogspot.com/-P-oKYvgHCMo/Uz2AMI3PFJI/AAAAAAAAHLM/xa8wplMsHug/s1600/autora-1.jpg
    Entérate más acerca de Nina Benedetta... Más...
  • Novelas
    http://2.bp.blogspot.com/-jYzAC41TO84/Uz2AMl47A0I/AAAAAAAAHLc/NP-cQUWvFyI/s1600/novelas-1.jpg
    Déjate atrapar por sus historias... Más...
  • Colaboraciones
    http://1.bp.blogspot.com/-2hvx0uSgOSY/UuPHJ1rq7LI/AAAAAAAAHDU/MGysWU824PA/s1600/Colaboraciones-1.jpg
    Descubre las locuras de Nina Benedetta junto a otros escritores de la blogósfera... Más...
  • Hojas muertas
    http://2.bp.blogspot.com/-2moWszfLsSg/Uz2AMXmZMwI/AAAAAAAAHLU/zPhrbu6k0hg/s1600/hojasmuertas-1.jpg
    Historias, relatos, gritos de una loca, enamorada, empedernida y demente joven... Más...
  • Contacto
    http://4.bp.blogspot.com/-bxIaHhr_pKk/Uz2AL-k5ehI/AAAAAAAAHLI/B1x2F9wFBVk/s1600/Contacto-1.jpg
    Contacta a la autora Más...

1

Reseña: Anatema de Marcos Llemes

domingo, 1 de noviembre de 2015.

ANATEMA

La selva de los tristes
Niños del Inframundo I
de Marcos Llemes.
Título: Anatema. La selva de los Tristes.
Saga: Niños del Inframundo #1
Páginas: 315

Autor: Marcos Llemes

Género: Fantasía Juvenil/Fantasía oscura
Fecha: 28 de agosto de 2015 (digital) | 3 de setiembre de 2015 (papel)





Sinopsis:


Sigvert Buckner está muerto. Sus padres no comprenden cómo un niño de su edad pudo cometer suicidio. Nadie lo entiende.

Pero Hans Buckner, agobiado de sospechas, se propone llegar al fondo del asunto.

Tras escudriñar en los cuadernos de su hermano, Hans descubre que Sig ha sido víctima de una fuerza maligna: de algo que quería llevárselo a «la tierra de los niños tristes…» y que al final lo ha conseguido.

Así comienza esta historia.
Siguiendo unas extrañas instrucciones, Hans abandona el mundo de los vivos y despierta en una enorme selva plagada de peligro, donde grupos de niños luchan por su supervivencia.
Hans tendrá que sobreponerse a todas las adversidades y armarse de un equipo de compañeros para cumplir con su objetivo: encontrar a Sigvert en las tierras de la muerte y regresar al mundo donde ambos creen que pertenecen.





Reseña:


Es difícil catalogar esta novela en un solo género, en lo personal lo miro más como fantasía oscura, aunque se le puede etiquetar dentro de la fantasía insertada, paranormal e incluso el drama. 
Narrada en tercera persona, Anatema nos cuenta la trágica historia de Hans y Sigvert Buckner, dos hermanos comunes de una ordinaria familia de Nueva York a los que, un horrible accidente les obliga a cambiar para siempre sus vidas. Sigvert es un pequeño de apenas nueve años, sin embargo, eso no cambia el hecho de que aquel suceso lo marcara de tal manera que recurriera al suicidio, llevando a la familia entera a una profunda depresión; especialmente a su hermano mayor de tan solo doce años. 
No puedo decir más que lo que está escrito en la sinopsis, pues sería divulgar demasiado. Peeeeero, como breve esbozo de la historia, cabe destacar que en ella se encontrarán con una entidad muy peculiar y bastante cruel, debo añadir, que ha incitado al pequeño a las garras de la muerte. ¿Por qué? Eso es lo interesante. Hans deberá atravesar la puerta hacia el mundo de la muerte, al igual que su hermano con la finalidad de dar con él y devolverlo a casa. Sin embargo, se verá rodeado por un sin fin de peligros dentro de un mundo distante, turbio y sombrío que le será difícil de surcar. 

Vale, ¿qué puedo decir de esta novela? Mejor dicho, ¿qué no puedo decir de ella? Es simplemente espectacular. No recuerdo la última vez que una novela fantástica me hiciera arribar a un estado de tristeza y emoción. Y es que Anatema posee ambas cualidades en demasía. Desde el comienzo sientes que un nudo en la garganta se apodera de ti sin darte un respiro para soltar la lectura, porque es imposible y no lo deseas en absoluto. En todo momento te mantiene en vilo, con la desesperanza y contrición de lo que le sucede a nuestros protagonistas. ¿Y cómo no? Si en esta historia los sentimientos están a flor de piel. Maneja un tema de por sí escalofriante desde el comienzo, y eso es el suicidio como un acto de culpabilidad, y no solo eso, pues además los suicidas, son niños. 
Marcos sabe introducirnos a este respecto de una manera no solo realista, profunda y melancólica, sino que lo hace con todo el cuidado y el respeto del mundo. Sin dejar de lado que muy a nuestro pesar, esta es una realidad en el mundo, lo que nos dirige de inmediato a la reflexión. 




"El nombre de su hermano en el eterno silencio
parecía adoptar un carácter evocativo, fantasmal, como un eco
de la muerte"




Personajes:


Pocos, y de verdad, pocos son los personajes que se pueden considerar entrañables; al menos en mi opinión. Cuando estos carecen de vida y emoción es difícil que logre hacer algún tipo de conexión con ellos, y debo decir que este no es el caso. Marcos nos introduce a la vida cotidiana de estos pequeños, con la tragedia vibrando de fondo, y ha sabido otorgarles esa chispa de inocencia, ingenuidad y temor muy propia en niños de su edad, lo que en lo personal me ha oprimido el corazón durante toda la lectura.

En Anatema podremos conocer personajes no solo entrañables sino también diferentes. Y aunque todos me parecieron estupendos, hay uno por ahí que me enamoró por completo. No deseo ni haré spoiler, pero, Marcos, tengo que decirte que Mursel me fascinó. ¡Quiero verlo de nuevo! A parte de lo que hace, que es increíble, no sé, tiene un no se qué, pero me fascinó.  T-T 


El oscuro y tórrido mundo en el que Hans despierta es sumamente original y creativo, lo cual se agradece muchísimo en historias de este género. Hay una estela de oscuridad en "la tierra de los niños tristes"; una esencia de profundo desconsuelo, sombría y tenebrosa en la que cada escenario está más que bien logrado.



Lo que me lleva a:






"El viento silbaba entre las rocas que se levantaban en picos
oscuros, como cuernos de gigantes criaturas enterradas en la
arena. El agua era muy oscura como para encontrar en ella algún
tipo de belleza. Se mecía en una masa ominosa y dejaba en la
orilla rastros de espuma"




Sobre Anatema


No deseo explayarme demasiado en lo que podrán o no encontrar en este mundo triste y cruel de manera muy específica. Porque pienso que así será más delicioso para ustedes una vez que se hagan con el libro y vayan desentrañando cada página. Pero, puedo garantizarles que para los amantes de la fantasía, el descubrimiento de este lugar, de la mano de Hans Buckner, será estupendo, nostálgico y emocionante. Los lugares, así como las criaturas han sido plasmadas de manera magistral. Posee todas las características propias del género, sin caer en lo ordinario ni en lo ya visto. Su inventiva en este aspecto me ha dejado encantada y a mi parecer, es uno de los aspectos más fuertes de la novela. No nos introduce a este mundo de manera muy técnica, tal y como escritores como Tolkien y R.R Martin nos tienen acostumbrados, sino que ha logrado presentárnosla de una manera fluida, que se diluye armoniosamente con la trama, sin dejar de lado la acción y emoción que, cabe recalcar, inunda cada uno de los capítulos. 


Otra cosa a considerar, es la deliciosa y sencilla carga de sabiduría. No creo que el autor se propusiera darnos una lección con Anatema, pero en mi humilde opinión, pude encontrar muy buenas dosis de conocimiento. Hay trazas en la novela que me hicieron parar la lectura y considerar lo que acababa de leer. Frases que quizás solo hayan tenido sentido para mí, no lo sé a ciencia cierta, pero me queda un sabor de esperanza en el paladar, una sensación de tranquilidad después de encontrar esas palabras justas que en momentos de dificultad son necesarias. 


En definitiva, Anatema se ha convertido en todo un proceso de redescubrimientos. Por un lado; el amor hacia el género fantástico que estaba comenzando a perder al verme inmersa en la cotidianeidad de la vida. Y por el otro; esa paz que te da la lectura, ese encontrar razones y propósitos a las letras, como una bienvenida a casa después de un largo y tortuoso viaje. Volví a mis tiempos de adolescencia, a sentir una vez más que todo está bien mientras haya una esperanza. Creo que eso es lo que más me queda de esta espectacular novela. 


No me queda más que agradecer al autor por permitirme penetrar ese mundo fantástico y por este maravilloso regalo que es Anatema. Espero con mucha ansiedad la segunda parte. 




"En el camino, solo la partida es sufrimiento; eltranscurso es aprendizaje y la llegada es la recompensa"





Sobre el autor:


Marcos Llemes




Desde su adolescencia comienza a compartir por la web sus trabajos de manera gratuita, en diferentes foros y plataformas especializadas para la difusión literaria.
Co-creador, organizador y colaborador de la Antología Amentia (2013), proyecto que reúne nombres de escritores de diferentes partes del mundo en una colección de relatos de terror, con prólogo de Juan de Dios Garduño.
Publicó Marginado (2014) en formado digital por Amazon.
Actualmente trabaja en la Saga Anatema (2015)






Link de Amazon: http://www.amazon.com/Anatema-Tristes-Inframun…/…/B014J36KJ8
Blog del autor: http://www.llemesmarcos.blogspot.com.ar/
Leer más...
0

Lectura Conjunta: Anatema

martes, 1 de septiembre de 2015.

ANATEMA
La selva de los tristes
Niños del Inframundo I
de Marcos Llemes.
Título: Anatema. La selva de los Tristes.
Saga: Niños del Inframundo #1
Páginas: 315

Autor: Marcos Llemes

Género: Fantasía Juvenil/Fantasía oscura
Fecha: 28 de agosto de 2015 (digital) | 3 de setiembre de 2015 (papel)





Sinopsis:

Sigvert Buckner está muerto. Sus padres no comprenden cómo un niño de su edad pudo cometer suicidio. Nadie lo entiende.

Pero Hans Buckner, agobiado de sospechas, se propone llegar al fondo del asunto.

Tras escudriñar en los cuadernos de su hermano, Hans descubre que Sig ha sido víctima de una fuerza maligna: de algo que quería llevárselo a «la tierra de los niños tristes…» y que al final lo ha conseguido.

Así comienza esta historia.
Siguiendo unas extrañas instrucciones, Hans abandona el mundo de los vivos y despierta en una enorme selva plagada de peligro, donde grupos de niños luchan por su supervivencia.
Hans tendrá que sobreponerse a todas las adversidades y armarse de un equipo de compañeros para cumplir con su objetivo: encontrar a Sigvert en las tierras de la muerte y regresar al mundo donde ambos creen que pertenecen.







Así es, una vez más me he integrado a una lectura conjunta. ¿Y cómo no, si Judith organiza unas lecturas más que estupendas? 
Esta vez se trata de una novela a la que ya le traía unas ganas voraces. El género es fantasía oscura, y si me conocen bien sabrán que la fantasía oscura es mi mayor debilidad. De modo que durante este mes y hasta el 11 de Octubre, me sumergiré en las páginas de Anatema, de la mano de Hans Buckner hacia la tierra de los niños tristes. ¿A que suena más que interesante, ah? 

Si la curiosidad les puede, les comento que el libro ya está a la venta y pueden obtener más información sobre él y su autor en el siguiente link: http://llemesmarcos.blogspot.com/


¿Qué novelas están leyendo ahora? Espero que tengan entre sus manos una tan espectacular como la que me aguarda ;) 



Leer más...
4

Reseña: La Hora Sexta

miércoles, 29 de abril de 2015.
Ficha Técnica
Título: La Hora Sexta
Autor: H. Kramer
Género: Fantasía, Misterio, Drama
Páginas: 508
Año de publicación: 2015
Disponible en: Amazon





Sinopsis



Mía Gentile batalla con una infancia esquizofrénica de alucinaciones demoníacas y una adicción a los calmantes aún latente. Después de veinte años se ve obligada a regresar a Lichtport, su pueblo natal, debido a la muerte de su padre. El reencuentro con personas que apenas recuerda, con la casa de su infancia y con el viejo faro junto al mar, despierta a los antiguos demonios de su torturada mente, pero lo que Mía no sabe es que detrás de su simpleza y rusticidad, Lichtport es hogar de semidemonios conocidos como nefis que conviven en paz con nigromantes, humanos y cazadores. Sin embargo, esa paz se verá alterada con su llegada y su peculiar naturaleza para verlos y repelerlos. A las alucinaciones se suman hechos inexplicables, visiones inquietantes, emociones encontradas, sensaciones desconocidas... Y cuando la propia vida de Mía se ve amenazada, descubrir los secretos de Lichtport será su único objetivo, sin saber que ella misma es un misterio que los propios nefis también intentarán revelar.






Trama:


Tengo que confesarles que soy una admiradora declarada de H. Kramer, a quien tuve el agrado de conocer hace ya unos cuatro años atrás. Por ello, ya venía esperando esta primera entrega de lo que espero se convierta en una trilogía (y si es una saga, mejor): La Hora Sexta.
Antes que nada, debo mencionar que esta es una reseña muy especial debido al cariño y admiración que siento por Kramer, un excelente escritor, estupendo colega y gran amigo.


En ella, el autor nos presenta un mundo oscuro, repleto de misterios y horrendos pasados, en donde la violencia, la antropofagia y los hechizos mágicos no solo son una realidad, sino que además también resultan ser el pan de cada día. Un mundo que se encuentra peligrosamente ligado al nuestro.
H. Kramer nos toma de la mano para visitar cada demencial y peligroso paraje de ese nuevo universo cuyo centro parece encontrarse en Lichport: un pequeño pueblo olvidado por Dios en dónde las criaturas más inhóspitas acechan a cada instante. Veremos nefilis, nigromantes, brujas, piroquinéticos, cazadores, conviviendo pacíficamente después de un pacto propugnado por todos debido a una terrible masacre ocurrida mucho tiempo atrás y liderada por cuatro poderosos nefis. 

Ahí es a dónde Mía Gentile deberá dirigirse después de enterarse de la horrible muerte de su padre. Emprendiendo de ese modo un viaje hacia el pasado que ella habría deseado olvidar para siempre, enfrentándose por vez primera a sus demonios de infancia. Y cuando digo demonios, me refiero a verdaderos demonios, o mejor dicho; semidemonios. Seres extraños que nuestra protagonista ha visto desde pequeña, razón por la cual se le diagnosticara con esquizofrenia y tuviera que ser recluida en hospitales psiquiátricos, confundida y drogada al punto de provocar en ella una peligrosa adicción a los calmantes.


Personajes:


Y helo aquí, una de las características más deliciosas de la pluma de Kramer. Nuestros personajes están repletos de emociones, son unas bombas de tiempo andantes, exquisitamente imperfectos y oscuros, con una amplia gama de colores y matices que sin duda alguna, harán las delicias del lector exigente pues en La Hora Sexta, veremos desfilar un sin fin de personajes más que bien logrados que llevarán al lector a encariñarse, despreciar e identificarse con más de uno gracias a su personalidad. No puedo decir propiamente humana ya que en este libro la humanidad, aunque existente, es nimia en cada uno de ellos y sin embargo, es la base de una grandiosa historia.



Mía Gentile es una mujer dependiente de los fármacos, testaruda y terca. Con una fortaleza
impresionante que lucha constantemente por conseguir una independencia que, debido a su esquizofrenia ha perdido, es un personaje con una carga psicológica bastante fuerte y muy bien lograda. Deberá luchar con la confusión y el pánico de ver que sus demonios del pasado cobran vida frente a sus ojos mientras intenta superar el duelo por la muerte de su padre, mientras descubre los misterios que oculta Lichport, mientras inútilmente intenta controlar el deseo desenfrenado que siente hacia Milo Boucher. Un criador de cuervos, misterioso, de pocas palabras y grosero.  Difícil, ¿no es así? 

Y... hablando de personajes con fuertes cargas psicológicas, tenemos a una mujer que en lo personal me fascinó; Elizabeth Hayman. Ya lo sabrán cuando se hagan del libro, pero es que esa mujer logró cautivarme por completo. Es fuerte, tiene un pasado aterrador y vive con ese recuerdo insistente y obstinado en su cabeza, es una nefilim impresionante. No puedo decir más, pero ya lo verán ustedes mismos.



Otro personaje del que me quedé enganchada fue Caín Stärker al que muchos considerarán como el típico empresario frío y cruel que sin embargo logra salir exento del cliché gracias a los matices,
fortalezas y debilidades que posee y que lo convierten en un personaje entrañable. Decidido y poderoso que no cejará en sus cometidos. Ojo, que es el malo del cuento, o quizás no. En La Hora Sexta nunca se sabe. Y eso es lo que me encantó del libro. Nadie aquí es enteramente malo ni bueno. Nunca sabrás por qué un personaje hace lo que hace hasta que las situaciones límite echan algo de luz a sus verdaderas intenciones mientras disfrutas de una trama excepcional llena de intrigas y acción que te mantendrán ligado a cada palabra.
No pretendo hacerles una ficha de cada personaje pues definitivamente será como estropearles la sorpresa y la delicia de conocerlos poco a poco, pero puedo asegurarles que todos y cada uno de ellos se quedarán grabados en su memoria, incluso aquellos que solo salen por breves  instantes. Los que lo han leído, seguro saben a quién me refiero. 

Un punto en contra (si es que eres de esos lectores flojos) es que el libro cuenta con 500 flamantes páginas llenas de información. Desde luego, que esa información no es nada superflua y es necesaria para una completa comprensión de la historia. En lo personal, cuando vi el número de páginas me emocioné por completo y dado que Kramer nos introduce a un mundo nuevo en donde conviviremos con brujas, nefilims y cazadores. Cada información resulta ser no solo valiosa sino interesante. Para mí gusto, un rotundo punto a favor para la trama, pues la provee de una sutil, exquisita y adictiva esencia.

En ocasiones, las escenas de acción suelen ser un dolor de cabeza para el escritor, y diré que este no es el caso. Cada movimiento, gesto y mirada son perfectamente comprendidas y sin lugar a dudas, también forman un buen punto a favor, ya que nos adentra perfectamente a ese mundo paranormal. 




Conclusión:

Narrada en tercera persona, con unos diálogos estupendos y por momentos hilarantes y una narración fluida,  La Hora Sexta reúne un compendio original y misterioso de personajes, sitios lúgubres y pasados turbios. Fusionando la mitología con la realidad de manera magistral. Su acercamiento a los nefilim es clásico, nunca olvidando que detrás de aquellos semidemonios se encuentra una parte humana, exquisitos y salvajes.  Una lectura no solo agradable y entretenida sino también
emocionante, entrañable y sumamente adictiva que no te dejará indiferente en lo absoluto, te la vivirás y la devorarás deseando que no acabe nunca.






Aquí les dejo la presentación de mi favorito, Caín Stärker. ¡Me enamoré de ese nefi!


Él era el hombre elegante que permanecía de pie como un soldado. De cerca era más inquietante todavía. Era alto y fornido, y su corto cabello de trigo brillaba a la luz del mediodía, dibujando una misteriosa melodía. Sus profundos y verdes ojos parecían dos esmeraldas esculpidas por habilidosas manos. En su imaginación, Mía lo percibió como una especie de antiguo rey germano, solo que aseado y con el corte de cabello de un General nazi. Su traje oscuro resaltaba su rosada piel, mientras que suaves arrugas delataban sus cuarenta y tantos años en la expresión encantadoramente siniestra de su exquisito rostro.
Para algunos, Caín Stärker era el nuevo Mesías; para otros, Satanás en traje de oficina.






Por último, quisiera agradecer a H. Kramer por permitirme leer el libro y por la mención que me hiciste en él. (¡Tómenla, para que mueran de envidia!) xD jejeje Si, tenía que salir mi lado tonto :p

Hablando totalmente en serio, en verdad que disfruté cada página de LHS, y te deseo de todo corazón que esta novela recoja los frutos que sin duda alguna se merece. Te felicito por el pedazo de novela que creaste, se nota en cada capítulo que colocaste mucho de ti y eso la hace única. 
Te deseo todos los éxitos del mundo y espero que muchas personas lean esta historia pues definitivamente es imperdible. 







No olviden pasarse por el blog del autor en donde podrán encontrar más personajes, cuyas imágenes han sido creadas por él, ya que por si fuera poco es un excelente diseñador. Pueden visitarlo dando click Aquí.


Leer más...
2

Lectura Conjunta: La Hora Sexta de H. Kramer

martes, 24 de marzo de 2015.
Y bueno, llegó la hora en que el diablo anda suelto en las calles y haciendo de las suyas. 
Llegó la Hora Sexta. 

Así es, señoras y señores. Esta gran obra de H. Kramer está lista finalmente y yo me he unido a un interesante club de lectura creado por el blog Zona de Lectura.

Me parece una idea fantástica y me emociona bastante ya que pude ver el desarrollo de esta interesante historia cuando su autor la publicaba en su blog personal. 
De modo que me verán haciendo comentarios sobre la lectura, si les interesa estar al tanto de esta actividad y/o participan en la misma, les dejo mi twitter para que compartamos puntos de vista y disfrutemos juntos de esta magnífica novela ;) 





Título: La hora sexta
Autor: H. Kramer
Género: fantasía, misterio, drama
Edición: primera (autopublicación)
Páginas: 504


SINOPSIS:

Mía Gentile batalla con una infancia esquizofrénica de alucinaciones demoníacas y una adicción a los calmantes aún latente. Después de veinte años se ve obligada a regresar a Lichtport, su pueblo natal, debido a la muerte de su padre.
El reencuentro con personas que apenas recuerda, con la casa de su infancia y con el viejo faro junto al mar, despierta a los antiguos demonios de su torturada mente, pero lo que Mía no sabe es que detrás de su simpleza y rusticidad, Lichtport es hogar de semidemonios conocidos como nefis que conviven en paz con nigromantes, humanos y cazadores. Sin embargo, esa paz se verá alterada con su llegada y su peculiar naturaleza para verlos y repelerlos.
A las alucinaciones se suman hechos inexplicables, visiones inquietantes, emociones encontradas, sensaciones desconocidas... Y cuando la propia vida de Mía se ve amenazada, descubrir los secretos de Lichtport será su único objetivo, sin saber que ella misma es un misterio que los propios nefis también intentarán revelar.



Blog del autor.





Leer más...
19

Adictos a la Escritura-Marzo

jueves, 27 de marzo de 2014.
¡Hola chicos!
Este día les traigo mi participación al club de Adictos a la Escritura. El ejercicio se tituló "El Desafío" en el que, en base a un fragmento escrito por otro participante, debimos desarrollar un relato, respetando el fragmento en su totalidad. A mi me tocó el siguiente, de la mano de Déborah F. Muñoz. En lo personal resultó ser un gran reto para mí, sentía que el fragmento tenía muchas posibilidades, y admito que debido tal vez a las diferencias de estilo entre Déborah y yo pues me resultó mucho más difícil, lo cual agradezco mucho, pues me hizo trabajarle duro jejeje. 

Bueno sin más les presento mi aportación para este mes, la parte azul es el fragmento que me tocó. 
Espero que les agrade y me comenten sus impresiones. 




Oscuridad  Desenfrenada

Caminaba por el borde del acantilado a paso ligero, le gustaba llevar su suerte al límite. Sabía que la más leve pisada en falso, e incluso cualquier ráfaga de viento, podría ser el fin. Por eso era tan divertido.
—Arturo, ¡aléjate de ahí! —Exclamó una voz a sus espaldas. Era María, su mejor amiga, la única persona capaz de hacerle entrar en razón cuando le daban sus ataques de temeridad. Pero ahora se había enterado de que ella había empezado a salir con Juan y sintió el impulso de dejar de hacer caso a lo que ella dijera.

María no tardó en colocarse junto al chico, que la miró furtivamente, y ella sintió el frío de su mirada que le congeló el corazón y la enmudeció a la vez.
— ¿Qué haces aquí? —le cuestionó el joven, sin intención de alejarse de la orilla. La brisa golpeaba su rostro, ofreciéndole esa sensación de frescura y descanso que él necesitaba. Tantos altibajos lo tenían al borde de la locura. Ni siquiera los extremos que había pisado a sus menguados diecisiete años, con el único fin de conseguir adrenalina le habían afectado tanto. Nunca sintió dolor tan punzante e intenso como el que ahora le carcomía el alma. Y cuando la vio de nuevo, tan cristalina como una virgen, con esa luz tan esplendorosa que llenaba el vacío en su ser, con esos labios de renuevo que temblaban ante la impresión de lo que él estaba haciendo. Su cuerpo volvió a la vida. 
Sin embargo, María jamás llegaría a saber que era ella la única causante de que la imagen de sí mismo se perdiera entre ensoñaciones tan maravillosas como oscuras, de que su propia voluntad, inexorable y apretada, se transformaba en un títere sin más vida o pensamiento que los suyos. María jamás llegaría a comprender la terrible sensación de perderse a uno mismo, quizás debido al abandono del alma que se había ido en amarla. 
—Arturo, por favor, deja estas niñerías y vuelve conmigo. Es demasiado tarde—prorrumpió la chica, observando con ojos inquietos la inconstante y tenebrosa oscuridad que comenzaba a apearse sobre ellos, abrazándose para eliminar de ellos el frío que el viento llevaba en su núcleo. Pero Arturo no iba a claudicar, esta iba a ser su última niñería, como ella decía. 
— ¿No te agradaría tanto que falseara y cayera al precipicio? —le preguntó, mirándola con unos ojillos retadores, su voz era tranquila, pero su semblante profetizaba oscuros y aterradores acontecimientos.
— ¿De que hablas? ¡Claro que no!
—Yo sé que si—prosiguió el interpelado, tornando nuevamente la cabeza hacia el horizonte que comenzaba a llenarse de sombras, como si observara algo ajeno al mundo y al tiempo, como si en lo más profundo de la sempiterna oscuridad que se fraguaba a lo lejos, él fuera capaz de hallar un algo que lo obligaba a permanecer ahí, en medio de la vida y la muerte, como si ese algo estuviera a punto de obsequiarle todas esas respuestas que él necesita saber.
— ¿Por qué haces esto, Arturo? —chilló la chica, temerosa de oír la respuesta. Sus manos entrelazadas en el pecho la delataban.
—Tú sabes por qué. Pero no hablemos de lo que ya sabes, hablemos de lo que yo sé… Como por ejemplo, yo sé que estás embarazada—susurró, apretando los puños y sin siquiera voltear a verla. La chica se quedó muda. —Sé que ese niño es mío.
—Arturo…
—Y sé que darías cualquier cosa por que otro se hiciera cargo en vez de mí.
María no supo que responder, y Arturo no volvió a hablar más. En realidad ambos se habían transportado a aquel mágico instante, aquella experiencia primigenia, tan llena de significado y sentimiento. Y aunque ella le había rogado no decir nada, y olvidar por completo lo sucedido, nada le impedía revivirlo a cada instante, en cada recóndito lugar de su espíritu. Su corazón comenzó a latir con más y más fuerza, al tiempo que su mente evocaba aquellos maravillosos momentos. Cuando María se acercaba a él lentamente, y él se daba cuenta con cada segundo que transcurría que en cuanto sus labios tocaran los de ella, entonces dejaría de ser para siempre lo que había sido, de que por un instante podría olvidarse de él y del dolor que la vida le había ocasionado. Y que quizás, en un remoto tiempo, podría llegar a completarse y cambiar para siempre el equivocado rumbo que se había impuesto cruelmente. El recuerdo de su cálido cuerpo, abriéndose, pétalo a pétalo ante él, tan complacientemente, tan perfectamente. Aquellas ensoñaciones que lo abrumaron con promesas divinas sin saber que en tan solo un par de semanas después, se convertirían no solo en una palpable pesadilla, si no en la tortura más grande jamás concebida. 
—Le has dicho a Juan que ese bebé es suyo—murmuró, y el viento arrastró lánguido las palabras que se escurrieron de sus labios.
María asintió, agachando la mirada. —Dile que no es así—prorrumpió el joven. —Dile la verdad, déjame ser el padre de ese niño, es mi derecho, lo deseo María, no sabes cuanto deseo darte a ti y a ese bebé todo lo que se merecen. Permíteme ser parte de sus vidas.
La chica no era capaz de hablar, un par de lágrimas se deslizaron por sus mejillas, y Arturo pudo notar que era ese llanto el que le impedía hablar. Frunció el ceño, observándola. Por alguna extraña razón, aquel llanto le provocó un estremecimiento en el pecho.
— ¡Oh, Arturo! —prorrumpió la joven, intentando mitigar el dolor que amenazaba con salir desde sus labios, colocando una palma sobre ellos—Si tan solo hubiera sido más valiente, yo no soy como tú, no soy capaz de arriesgarme sin pensar en nada más. Hubiera deseado ser más valiente. —Arturo no respondía, sus ojos se abrieron de par en par, su corazón latió con estrépito furor y de pronto, ante la visión de las sombras que consumían al horizonte, el chico comenzó a hiperventilar desesperadamente, llevándose las manos a la cabeza. Mientras tanto, María no podía dejar de balbucear, lloriqueando un dolor desenfrenado.
—Tú y Juan…—murmuró el joven. María asintió, resignada a contarle toda la verdad.
—Nos deshicimos de él hace una semana.
Arturo no pudo decir más. Intentando perderse nuevamente en el paisaje oscuro y lúgubre que se levantaba ante sí. Remontándose en  las ambiguas esperanzas que se había hecho. Fingiendo comprenderlo todo. Pero era incapaz de comprenderlo. No podía creer que María hubiera hecho algo tan egoísta y que, debido al maldito miedo hubiera optado por mutilar al ser que ambos, en su inocencia y de la forma más pura habían creado. Cuando compartieron aquellos bellos y espectaculares momentos que lo habían cambiado todo. Mientras su ser pugnaba una inherente batalla consigo mismo, su mente cavilaba en lo más profundo acerca de las viejas maldiciones que siempre lo habían acompañado. Y con una sonrisa en los labios miró a María nuevamente, una mirada que lo decía todo, que le indicaba que, en su inmenso amor por ella, su corazón no le guardaba rencor alguno. Y extendiendo los brazos, resignado al destino que finalmente se desnudaba ante él. Arturo dejó que la gravedad envolviera su cuerpo, que el viento acariciara su espíritu, limpiándolo, y que el asfalto, pese a su dureza y su oscuridad, lo meciera lentamente en un dulce y eterno sueño, del que agradecía nunca despertar. 

Leer más...
2

Holly

viernes, 21 de febrero de 2014.



¡No pueden perderse esta nueva novela que ya tiene su portada oficial! :D
Así que si les gustan los misterios, la sangre y ¿mujeres caníbal? O.o
jejeje, entonces no pueden perderse esta historia en Wattpad. 




El detective Hagler tiene uno de los casos más difíciles de su carrera: descubrir a una asesina en serie y demostrar que ella ha sido la perpetradora de dichos crímenes, todo sería sencillo si no se tratara de Holly Saemann, una mujer de cuarenta y siete años, amable y servicial, obesa y muy querida por todos. Lo escalofriante para Hagler llega cuando se entera de que sus víctimas han servido entre otras cosas para alimentarla y alimentar a sus ignorantes vecinos. Descubre el diario personal de Holly en el que narra sus vivencias y crea peculiares recetas y tips para cocinar a un humano.


http://www.wattpad.com/story/12618066-holly-cap-1
Todos los derechos reservados. Portada original de Sennyazell, a quien pueden encontrar en http://www.wattpad.com/user/Sennyazell
Leer más...
17

Proyecto Adictos a la Escritura Enero

martes, 28 de enero de 2014.
Hola chicos. 
Este día vengo a compartirles mi participación en el club Adictos a la Escritura
Este mes el ejercicio es: Escritura Sorpresa 
en el que cada autor eligió una imagen y a partir de ella se creó un relato según el género (desconocido al momento de la elección) que le tocaba a esa imagen.
Yo elegí esta, ya que me pareció que representaría un reto para mí (y vaya que si me costó):




Al final este es el resultado.
Espero que les guste :)



Alas de Mar


El hombre desembarcó finalmente. Nadie comprendía por qué lo hacía a mitad del océano pero ningún pirata iba a preguntárselo. No era algo habitual en ellos, ni siquiera les importaba lo que sucediera con él. Si terminaría varado en alguna isla desierta o muerto en aquel pútrido bote, consumido por el hambre y la deshidratación. Aunque su misterio, su enigmática personalidad sí que era abrumadora; Siempre callado, meditabundo. Como si ocultara un triste y agónico secreto que le dolía cargar. Siempre aferrado a un viejo catalejo roto y un flautín que no emitía sonido alguno. Para la tripulación, ese hombre estaba completamente chiflado. 

— ¡Eh, viejo! ¿Estás seguro de que vas a quedarte aquí? —Gritó un hombre de aspecto harapiento, aferrado a la orilla del barco, frunciendo su nariz quemada por las intensas jornadas bajo el sol. Charly no podía despegar su mirada del horizonte que se formulaba frente a él.
—Estoy seguro—murmuró, tras otear con el catalejo aquello que no parecía nada más que un cúmulo inconmensurable de aguas negras y agitadas. El pirata ni siquiera lo escuchó.
—Morirás allá afuera
—Diviso tierra— El hombre canoso dirigió su mirada hacia el norte, hacia el sitio que el chico no podía dejar de observar. No había  nada ahí.
— ¡Bah! Pedazo de idiota—inquirió nuevamente el pirata al tiempo que se alejaba entre risas.
Sin embargo, Charly podía verla. Una pequeña isla, maravillosamente apacible entre la inquietud de las olas que la rodeaban. La salvación que ostentaba un magnífico filamento de palmeras que se regocijaban al ser tocadas por el viento marino, y la blanca arena que parecía brillar junto a las pocas estrellas que aún titilaban en el ancho cielo. El chico frunció el ceño, pronto amanecería. La creciente y refulgente luz crepuscular rauda y veloz amenazaba con tocar las espumosas olas. 
Charly arrojó el catalejo a un lado, ya había cumplido con su labor, y cogiendo presuroso los remos en un pavoroso y emocionado intento por darle alcance a esa luz natural que pretendía privarlo de sus ilusiones más añoradas, avanzó tan rápido como pudo pese al intenso cansancio que abrumaba su cuerpo entero. No podía perderlo todo, no después de atravesar los mares insondables de un lado a otro, soportando toda clase de penurias en su búsqueda de aquellos objetos antiquísimos que le ofrecían la esperanza que tanto necesitaba. 
El hombre encalló el bote y dio un brinco sobre la suave arena de esa isla invisible para el ojo ordinario. Su corazón latió con estrépito furor mientras sacaba de la alforja de cuero aquel pequeño flautín y sonriendo, dejó que las olas lamieran sus piernas, internándose en su suave y delicado vaivén. Echó un vistazo al cielo. Estaba a punto de ser tocado por el sol que anunciaba lento su visita. 
Charly aspiró hondo, ese delicioso y peculiar sabor a salitre marino, le parecía mucho más exquisito ahora, degustando de la expectativa tan suculenta como tortuosa. Y al fin, cuando logró poner en orden sus inquietas emociones, el hombre comenzó a tocar el viejo instrumento. Esta vez el sonido fluyó del flautín con su delicada esencia, inundando el viento que amoroso arrancaba cada melodiosa nota. Y entonces, en su poderosa inmensidad, el mar guardó calma, como si la música lo obligara a callar y escuchar. Una armonía extraterrena se hizo camino entre la naturaleza a su alrededor. Cerniéndose la música entre el pacífico silencio. 
Y cuando finalmente los pálidos y tibios rayos del sol tocaron las aguas que Charly pisaba, un remolino intenso empezó a formarse frente a él. Estaba comenzando, y el hombre se sentía ansioso por que sucediera. 
De las entrañas ahora embravecidas de las olas emergió una figura femenina que lo recibió con una fiera y exquisita mirada. Aspirando todo el aire que sus pulmones podían contener. No dejaba de mirarlo con esos ojos violetas, proselitistas. 
Una imagen sublime de rostro perfecto, pálido. Un cuerpo semidesnudo, coronado por una hermosa y brillante cola de pescado. Alimentaba la mente perversa, las ganas de fantasías resueltas, de promesas realizadas.
¡Eh aquí un ser magnífico! Substanciosa y delicada. Tan delicada que parecía a punto de desmoronarse mientras elevaba los brazos hacia Charly, anhelante, desesperada por tocarlo. Amándolo con la mirada. 
Sus delicados deditos tomaron el mentón del hombre que ciñó su pequeña cinturita, apretándola a su cuerpo con fuerza, la sirena exhaló un suspiro.
—Estaba esperándote—Susurró, con su voz de duermevela. El hombre ahogó un suspiro, cerrando los ojos para tranquilizarse. Y dulce y apaciblemente recibió el beso fugitivo que tanto había esperado. Sus labios, ahora fundidos en un cálido abrazo sumergían sus corazones en sendas hasta ahora inexploradas.
La bellísima sirena dejó escapar un gemido de placer, sintiendo que brotaba de su espalda un par de alas cristalinas, brillantes, preparadas…

Bajo aquella luz crepuscular, ambos, sirena y hombre. Gobernantes de mundos separados, se elevaron hacia el cielo, abrazados, unidos por ese beso díscolo que lo cambiaba todo. 

Para siempre, juntos.

Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Registrado en Safe Creative
Safe Creative #1301120071369


 
Nina Benedetta © Copyright 2010 | Design By Gothic Darkness | Modificado por H.Kramer |